Llaman A La Policía Por Una Madre Que Amamanta A Su Bebé, Pero 12 Mujeres Cobran Venganza

Dos amigas, Stephanie Buchanan y Mary Davis se divertían y relajaban en una piscina de niños junto a sus bebés en el Aquatic Center en Mora, cerca de Minneapolis. Todo iba bien hasta que el pequeño de tres meses de Stephanie comenzó a llorar porque tenía hambre.

Naturalmente ella comenzó a alimentarlo dándole leche desde su pecho. Pero una mujer se le acercó y le dijo que necesitaba cubrirse mientras hacía esto.

Mary solidarizó con su amiga amamantando también a su bebé, pero un trabajador de la piscina les pidió a ambas que se cubrieran o fueran a las piezas para cambiarse de ropa. Una mujer les dijo que tenían que taparse porque “sus hijos estaban nadando”.

Ambas se negaron y decidieron abandonar el lugar. Entonces un oficial de policía se les acercó.

Stephanie le dijo al al oficial: “La ley del estado de Minnesota me protege para alimentar a mi bebé en cualquier lugar que necesite”.

Pero él le respondió: “Entiendo, y se lo comuniqué al establecimiento, pero se reservan el derecho de pedirle que se vaya”.

Las madres se sintieron bastante humilladas por la manera en que las trataron, a pesar de estar haciendo algo totalmente natural.

Luego de lo sucedido Stephanie hizo una queja a través de su cuenta de Facebook:

“Llamaron a la policía por cuidar a nuestros bebés en público. No les estaba enseñando nada, nadie vio ningún pezón, había otras mamás allí amamantando a sus bebés y MUCHAS otras mujeres mostrando más piel que yo pero debido a que una mujer me vio y se quejó, este establecimiento llamó a la policía”.

Los siguientes días 12 mujeres se unieron a Mary y Stephanie para protestar fuera de la piscina y amamantar a sus hijos, apoyando a estas mujeres.

“Tener una respuesta tan intensa de la comunidad y el estado no solo de las madres, sino también de los padres y otros miembros de la familia, ha sido increíble. Realmente estamos muy agradecidos por todo el apoyo que recibimos”

– Stephanie

Según las autoridades, afirmaron que apoyan a las madres que amamantan, sin embargo también reconocen que algunos se sintieron incómodos durante el incidente.