El Perro Que Mató A Su Dueño Mientras La BBC Le Hacía Un Reportaje Tenía Cocaína En La Sangre

Londres, mientras un equipo de la BBC estaba en su casa rodando “Drugs Map of Britain”, un documental sobre las drogas en el Reino Unido, Mario Perivoitos, de 41 años, fue atacado por su perro en marzo pasado y producto de dicho ataque falleció.

Recientemente se ha informado que  que el animal, un Staffordshire bull terrier llamado Major, tenía cocaína crack y morfina en su sistema cuando tuvo lugar el ataque . Nicholas Carmichael, toxicólogo veterinario, encontró niveles elevados de ambas sustancias en la orina del perro.

Se piensa que el perro consumió por error parte de las drogas de Perivoirtos, politoxicómano, y las sustancias propiciaron el incidente. “Es muy posible que el perro hubiera consumido drogas, probablemente las comió. Es casi imposible decir si eso hizo que el perro atacara, pero sí les hace actuar de manera anormal”, afirmó Carmichael.

El perro tenía ocho veces el nivel legal de drogas para conducir. “El perro tenía ocho veces el nivel legal de drogas para conducir. Claramente las había tomado, bien ingeridas o inhalando el humo, y es más que probable que fuera un factor importante en el comportamiento del perro”, aclaró.

“Es probable que el perro hubiera consumido cocaína comiéndola y es probable que esto fuera un factor añadido en el comportamiento del perro” Andrew Walker, juez de instrucción del caso, está de acuerdo con Carmichael.

EL horrendo ataque sucedió poco después de las diez de la noche. A esa hora Perivoitos llegó a casa después de haber estado consumiendo cocaína, empezó a sentirse mal y se tiró ala cama, donde empezó a sufrir un ataque epiléptico. Fue en ese momento cuando Major lo atacó. Según Walken, las convulsiones que sufría en ese momento el fallecido provocaron que el perro, en un estado completamente alterado por el crack que había ingerido, sintiese el impulso de atacar.

El productor del programa, Joshua Haddow, logro separar al perro de su dueño mientras el resto de la producción llamaba a la ambulancia, pero era demasiado tarde. Para ese momento la laringe de Mario había sido destrozada y había perdido muchísima sangre. A pesar de las transfusiones, falleció en el hospital a media noche.

Se decidió que el animal sería sacrificado, aunque las autoridades no han hecho público si el animal sigue con vida o no. En el momento del incidente, las cámaras del rodaje no estaban encendidas, por lo que no hay registro del incidente.

Comenta y comparte este artículo.